Encontrar trabajo después de la universidad

Una vez has terminado tu carrera universitaria, uno de los retos que más marcarán tu futuro se te presentará sin previo aviso: encontrar trabajo.

Sin embargo, no debes dejar que el pánico se apodere de ti.

¡El estrés no es bueno y el agobio no te va a conseguir el trabajo de tu vida!

Por eso, aquí te hemos dejado varios consejos para enfrentar la búsqueda de empleo después de haber estudiado un grado universitario.

Actualizar perfil profesional

1

Filtra tu búsqueda

Para asegurarte de que no malgastas tu tiempo, debes aplicar filtros en tu búsqueda en los portales de empleo.

Si ya sabes en qué ciudad quieres trabajar, entonces debes asegurarte de que cuando buscas trabajo, tienes aplicado el filtro de esa ciudad o región en específico.

¿Buscas​ trabajo en Madrid​, por ejemplo?

Otro consejo para disminuir el tamaño de tu búsqueda es filtrando por sector.

Esto, a pesar de ser evidente, es un error que muchos principiantes cometen.

Entendible es que no sepas qué rol quieres realizar todavía, pero seleccionando el sector que más se ajuste al grado que hayas estudiado hará que seas mucho más preciso y productivo al solicitar trabajo.

Si por ejemplo has estudiado Marketing e Investigación de mercados, entonces podrías optimizar tu búsqueda de trabajo seleccionando el filtro de “marketing / publicidad” para encontrar tu ​trabajo de marketing​ ideal.

Filtrar búsqueda por sector

2

Actualiza tu perfil de profesional

No te permitas realizar ninguna solicitud sin adjuntar la mejor versión de tu perfil como profesional.

¡Sería una pérdida de tiempo total! Actualizar tu perfil laboral es imprescindible para demostrar que tienes la motivación necesaria y la energía para llevar a cabo cualquier proyecto que se te presente.

Aquí tienes 2 aspectos que no se te pueden escapar:

El perfil de LinkedIn​: ¡tu perfil de Linkedin tiene que estar al día! Actualiza tu experiencia laboral y de educación de tu grado universitario recién salido del horno.

Además, no te olvides de encender la opción de hacer saber a reclutadores que estás abierto a oportunidades laborales y añade a todas las conexiones de tu universidad posibles.

El currículum vitae​: todas tus nuevas habilidades, idiomas, e incluso proyectos relevantes de tu grado universitario deben estar presentes en tu CV.

Un currículum es lo primero que el reclutador ve de ti, y lo que determinará si quiere proceder con tu solicitud o no.

Por eso, cuidar tu currículum es lo mejor que podrás hacer.

Para asegurarte de presentar la mejor versión de éste, te servirá buscar ejemplos de currículums modelo o incluso acceder a páginas donde te ayuden a crear un CV desde el principio.

¡Echa un vistazo a consejos para algún ​modelo de currículum y no te quedes anticuado!

Enviar la carta de motivación

3

Redacta una carta de motivación siempre

Algo que no puede faltar nunca en una solicitud de trabajo es una carta de motivación.

Especialmente si no tienes un perfil con mucha experiencia laboral previa, debes demostrar que tienes la motivación y ganas de trabajar necesarias.

Yendo de la mano junto a tu currículum vitae, tu carta de motivación deberá ser específica al puesto de trabajo y compañía a la que solicites, y nunca va a ser general.

Una carta de motivación no es sólo por qué quieres realizar un trabajo en sí, sino también por qué quieres trabajar en esa empresa en específico.

Tienes que convencerles de que te ajustas a su cultura de trabajo y que compartes los valores de esa compañía.

Es por esto que en cada solicitud que realices deberás incluir una versión de tu carta de motivación diferente.

Asegúrate de leer cada oferta de trabajo con cautela al redactar tu carta de motivación.

Un consejo que te ayudará a hacer esto es echar un vistazo a ejemplos modelo y leer todos los consejos sobre la ​carta de motivación​ que puedas.

Una vez tengas estos 3 consejos aplicados a tu búsqueda de trabajo, ¡sólo queda solicitar!

El resto vendrá solo.

No te olvides de ser constante y mantenerte positivo ante todo.

Buscar trabajo no siempre es un camino de rosas, y es probable que no te den el primer puesto al que envíes tu currículum.

Recuerda que la competencia está ahí, y que no eres el primer graduado que busca empleo.

Por eso, no dejes de solicitar hasta dar con el puesto adecuado.

Otra opción que puedes considerar es solicitar ​prácticas en empresas​.

Aunque su remuneración no sea tan elevada, hacer prácticas es una muy buena opción para adentrarse en el mundo laboral como recién graduado.

Esto es porque, además de ayudarte a crear conexiones con profesionales y crear una comunidad, también te aportará mucho a la hora de aprender a trabajar en un puesto que demande un poco más de ti.

¡Guía de Acceso 2019 / 2020!

Descarga GRATIS la Guía de Acceso y Admisión a las Universidades Públicas y Privadas españolas. Con información sobre contactos de interés, exámenes de acceso y admisión, becas y alojamiento.

Suscríbete a Uniscopio
* campo requerido

Necesitamos que aceptes nuestros términos y condiciones. Más información aquí.

Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Publicar un comentario