Cómo aprobar un examen tipo test

⇨⇨ Estás en el lugar adecuado

La mejor forma de aprobar un examen tipo test o de cualquier tipo, es obviamente estudiar, aprender bien la lección y presentarse al examen con la máxima confianza.

Sin embargo, hoy traemos un truco clave para vosotros, estudiantes: hay una fórmula que te ayudará a aprobar los exámenes tipo test.

¡Aprobar un examen tipo test!

¿Eres de los que cuando una asignatura se define en un examen tipo test entra en estado de pánico?
¿Tienes malas experiencias en tipo test anteriores? 
¿No tienes ni idea de como ponerte a estudiar para este tipo de exámenes?

No te preocupes…

No esta solo, estas situaciones son comunes en un gran número de estudiantes.

Lo primero que debes saber es que no tiene nada que ver la manera de afrontar el estudio de un examen tipo test con cómo se estudia un examen de desarrollo…

y la mayoría de exámenes que has hecho hasta ahora seguro que son de desarrollar.

En este artículo te vamos a dar algunos consejos y trucos para estudiar un examen tipo test.

¡y aprobarlo! 

¿Estás preparado para triunfar en la siguiente prueba test a la que te enfrentes?

¡Continúa leyendo!

Un par de preguntas que pueden ayudarte…

¿Tipo test?

Lo primero, y si tienes dudas, aclaremos a qué llamamos examen tipo test.

Un examen tipo test es un examen en el que cada pregunta tiene un enunciado y varias respuestas posibles de las cuáles debemos elegir una y sólo una es correcta.

Si es cierto… También hay tests multirespuesta, pero son menos comunes, y entonces los trucos que verás al final de este artículo no funcionarán.

¿Por qué a algunos estudiantes no se les dan bien los exámenes de este tipo?

Esta pregunta también ronda la cabeza de muchos estudiantes…

La respuesta es:

Porque los exámenes tipo test se aprovechan de nuestras debilidades e inseguridades.

Los exámenes tipo test potencian las dudas, tientan a los confiados, favorecen el despiste y penalizan la improvisación.

Realmente no son más difíciles que los exámenes de problemas o desarrollo.

Lo que ocurre es que si no estamos preparados puede tener peores consecuencias en la nota de un examen tipo test que en un examen de problemas.

Cómo estudiar un examen tipo test

¿Cómo estudiar un examen tipo test?

A la hora de estudiar un examen tipo test debes llevar a cabo un estudio activo y estricto, como harías para cualquier otro examen.

Pero, un examen tipo test tiene muy poco que ver con otro examen en el que puedes desarrollar la respuesta, por lo tanto, la forma de preparar cada uno de ellos tiene que ser completamente diferente.

Tienes que conocer las posibilidades de acertar, de aprobar.

Vamos a matizar una cosa.

La memoria de recuerdo es aquella que ponemos en funcionamiento cuando nos preparamos para un examen de desarrollo.

Necesitamos asimilar mucha información, a veces todo un temario…

Para ello debemos organizar y ordenar mentalmente todos los datos que estamos estudiando.

Pero, este no es nuestro caso…

En un examen tipo test nuestro cerebro funciona de una forma diferente.

Se pone en marcha nuestra memoria de reconocimiento.

El reconocimiento es una habilidad cognitiva que nos permite recuperar información almacenada en la memoria y compararla con la información que se presenta ante nosotros.

Memoria de reconocimiento y memoria de recuerdo

10 Consejos para Aprobar un Examen Tipo Test

1

Haz simulacros de examen

Hazlos en tiempo real. Enunciado, plantilla de respuestas y lápiz.
Cómo si fuera el examen de verdad. Nada de hacer trampas o tener a mano cosas que no tendrías en el examen.
No te autoengañes.
Date el mismo tiempo que te darán en el examen de verdad. Si tienes que dudar, duda, pero responde con la máxima concentración.
Al final deberás tomar decisiones.
Haz tres o cuatro exámenes así y te aseguro que esa experiencia te dará un plus el día del verdadero examen 👌.
2

Echa un ojo a todo el examen

Utiliza los primeros cinco minutos del examen, para hacer una lectura rápida de todo el examen.
De esta manera identificarás las preguntas que ves fáciles y las que no lo son.
Empieza a resolver el examen por las fáciles, luego ataca las normales y deja para el final y para las dudas que hablabamos antes, las más difíciles.
3

¡Marca lo que es falso!

Lleva un marcador al examen.
En los minutos iniciales haz una lectura de todo el examen y cada vez que te encuentras la palabra FALSA márca para que quede así: FALSA.
De esa forma, cuando llegue el momento de resolver la pregunta no nos equivocaremos, y al tratar de resolver esa pregunta, tendremos menos dudas.
4

Estima el tiempo para cada pregunta

Antes de empezar a resolver el examen haz una estimación del tiempo que puedes dedicar a cada pregunta.
Divide el tiempo total por el número de preguntas.
Si te salen 3 minutos para cada pregunta, debes ser coherente con esto mismo.
Al final del examen, tendrás minutos de sobra para poder volver a aquellas preguntas que quedan por solucionar.
5

Lee todas las respuestas

Lee siempre TODAS las respuestas antes de empezar a resolver.
En ocasiones las respuestas dan pistas sobre cómo enfocar el problema.
Lee todas las respuestas y luego ataca.
6

Filtra antes de responder

Y de igual manera, comprueba siempre TODAS las respuestas de la pregunta.
No dejes respuestas sin leer o sin clasificar.
Pueden ser una pequeña trampa.
Comprueba siempre que las ciertas son ciertas y que las falsas son falsas.
Reducirás errores.
7

No te duermas en una duda

Si dudas entre dos respuestas dedica dedica un tiempo corto, no te quedes parado en esa pregunta
Marca esa pregunta con algún símbolo en el enunciado y vuelve a ella tras completar una ronda.
Si se sigue resistiendo déjala para tomar una decisión en los últimos minutos del examen.
8

Al final, vuelve a empezar

Cuando queden 15 minutos más o menos para que termine el examen habrá llegado el momento de parar.
Tocará reflexionar y tomar las últimas decisiones que quizás son las que consigan que aprobemos o suspendamos la asignatura.
¿Qué hacemos con las preguntas en las que dudamos entre dos respuestas? ¿Nos la jugamos? Esa decisión no se puede tomar en 30 segundos.
Abajo te damos un TRUCO para esto.
9

Arriesga un poco (lee más abajo nuestros trucos)

Aunque tengas muy buena nota de continua jamás contestes sólo las preguntas justas y necesarias para conseguir aprobar la asignatura.
Te decimos lo mismo, abajo te dejamos un buen truco para saber cuantas resolver.
10

No dejes todo para el final

No esperes al último momento para rellenar la plantilla de respuestas.
Desde el primer momento rellena las respuestas correctas, porque sabes que lo son 🙂
¡No queremos que entre el agobio y dejes alguna sin responder o la respondas mal!

Errores al estudiar un examen tipo test

Al igual que los consejos que acabamos de mostrarte mejorarán tu desempeño a la hora de preparar un examen tipo test, también existen una serie de errores típicos que se repiten habitualmente cuando estudiamos para este tipo de examen.

Estudiar memorizando exhaustivamente cada tema.
No practicar lo suficiente.
Utilizar técnicas de estudio erróneas.

Truco

¿Cuántas preguntas responder si quieres aprobar un examen tipo test?

Lógicamente todo depende de la nota de corte que se pida y si descuentan o no descuentan los errores.

Veamos dos hipótesis simples:

Si no descuentan los errores, la respuesta a la pregunta de cuántas hay que contestar es muy sencilla: TODAS.

Si restan puntos los errores es cuando debemos tener CIUDADO y echar cuentas.

Pongamos el ejemplo más común, se trata de un examen de 100 preguntas con 4 respuestas alternativas, que se va a corregir con la fórmula del azar:

A- E/n-1

Donde A son los aciertos que valen 1 punto
E son los errores
n el nº de alternativas, que normalmente son 4, es decir cada 3 errores se descuenta 1 punto (un error descuenta 0,33)

Ejemplo de examen tipo test (resultados)

Fijémonos como con el mismo nº de aciertos estamos obteniendo una puntuación que varía en 11 puntos.

Pongámonos en el caso de que la nota de aprobado se estableció en 55 puntos.

Como puedes ver algunos estudiantes suspendieron la prueba por responder más preguntas.

La gestión del riesgo es fundamental a la hora de plantear el examen tipo test.

Gestionar el riegos en el examen tipo test

Para conseguirlo debes tener en cuenta algunos conceptos de probabilidad básica que te ayudarán a optimizar tu resultado.

Lo primero que debes conocer es cómo puntúa el examen.

Cuánto puntúa cada respuesta acertada e incorrecta, y que ocurre con las respuestas en blanco.

Esto será la base para calcular, para ir respondiendo las preguntas y así obtener la mejor puntuación posible en el examen.

No hay penalización por respuestas incorrectas:

Este es el caso fácil, pero menos frecuente.

Conviene responder al 100% de las preguntas, incluso cuando no tienes ni idea y tienes que arriesgar la respuesta.

Se penalizan las respuestas incorrectas y las preguntas no respondidas.

Es un caso parecido al primero.

Conviene responder al 100% de las preguntas, incluso cuando no tienes ni idea y tienes que arriesgar una respuesta.

¿Para que ibamos a dejar algo en blanco de esta manera?

Se penalizan las respuestas incorrectas, pero las preguntas no respondidas ni suman ni quitan puntos.

En este caso, sólo tienes que responder si la probabilidad de acertar es tanta para que en promedio los puntos de los aciertos superen las penalizaciones.

Ten en cuenta que en cualquier pregunta la probabilidad de adivinar la respuesta correctamente es 1 sobre el número de respuestas entre las que tienes que elegir, normalmente 4, o sea 25% de probabilidad de acertar.

Aquí, si puedes descartar una o más de las opciones de respuesta porque sabes que son incorrectas, la probabilidad de acertar sube.

Depende de cada examen pero, en general, si se dan las siguientes condiciones tienes buenas probabilidades de subir puntos adivinando preguntas:

Si las preguntas tienen 4 respuestas alternativas y dudas entre dos de ellas, en ese caso puedes arriesgar ya que tienes un 50% de posibilidades de acertar.
Puedes eliminar opciones que no te suenen para nada.
Arriésgate contestando “todas son correctas” si dos de las tres opciones saben que lo son.

De todas formas, te decimos lo mismo que al principio, la mejor estrategia para cualquier examen, sea como sea, es estudiar de manera estricta y con planificación.

 Consejos Para Mejorar La Motivación

TRUCO PARA SABER CUANTAS PREGUNTAS RESPONDER

En el exámen anterior con 100 preguntas y cada pregunta bien suma 0,1 y cada respuesta mal resta la tercera parte, es decir, 0,033.

(100(número total de preguntas) /2) + 1 + 3 (número de preguntas incorrectas que restarían una pregunta correcta) = 54.

Es decir, el número óptimo a responder son 54.

¡Guía de Acceso 2019 / 2020!

Descarga GRATIS la Guía de Acceso y Admisión a las Universidades Públicas y Privadas españolas. Con información sobre contactos de interés, exámenes de acceso y admisión, becas y alojamiento.

mockup guia uniscopio pequeño

2 Comentarios

Publicar un comentario